viernes, 6 de diciembre de 2013

ODIO EL FUTBOL MODERNO: Celtic vs Rangers 3 Parte



Años 70,se desborda la violencia…

En 1971,se escribió una de las páginas más tristes del Old Firm, en un episodio similar al que se viviría en Heysel 15 años después,., la agitación, el posterior miedo que cundió colectivamente y el poco espacio para la gran cantidad de personas presentes en el estadio, desembocaron en un drama que acabó con 66 muertos del Rangers en Ibrox Park.


 Otro partido en 1975, produjo dos intentos de asesinato, dos apuñalados con cuchillos de carnicería, otro más con un hacha y nueve con cuchillos comunes…ahí es nada, todo el mismo día.




 

La pelea multitudinaria más grave fue quizás en la final de la Copa de Escocia de 1980, donde los hinchas del Celtic invadieron el campo para celebrar la victoria del Celtic en la prórroga (1-0), mientras que los del Rangers se quedaron en el estadio para silbar y abuchear a los jugadores blanquiverdes. En ese momento, un hincha del Celtic lanzó un balón a la grada donde estaban situados esos aficionados, que se tomaron el gesto como una provocación. Las escenas siguientes fueron una batalla campal con patadas, puñetazos, botellas rotas y todo tipo de violencia .Estas escenas de hinchas alcoholizados y violentos hicieron que de ahí en adelante el clásico se jugara de día, a las 13.30 y que se prohibiera la venta de bebidas alcohólicas en todos los pubs de la ciudad antes y durante el encuentro…¡¡ ni mas ni menos que en toda la ciudad!!

Incluso el fanatismo llego a desbordarse en un partido entre los filiales de estos dos equipos,que congregó fuera del estadio a 60.000 hinchas del Celtic. Se suspendió anteriormente y no dejaron pasar a nadie. Fueron detenidas 184 personas.


Si que han existido intentos para mejorar la imagen de ambas aficiones y del propio "Old Firm" no han servido de mucho, la verdad. En 1996, el Celtic lanzó una campaña que rezaba "Los Bhoys contra la intolerancia", campaña seguida de otra titulada "La juventud contra la intolerancia" que, trataba de "educar a la juventud en tener respeto por todos los aspectos de la comunidad - razas, colores, credos". El Rangers lanzó su propia campaña anti-sectaria "Orgullo sobre prejuicio" (Pride Over Prejudice) en 2003, que desde entonces ha sido renombrada como "sigue con orgullo" (Follow With Pride).


Esta violencia desatada provocó, en 1995, la muerte de Mark Scott, hincha del Celtic, y en 2000 la de

Frank Fenwick, del Rangers. Fue también por aquellos años cuando el excéntrico Paul Gascoigne también se vio involucrado en un escándalo: en su paso por el Rangers, en un clásico festejó un gol haciendo que tocaba una flauta, como lo hacía la británica Orden de Orange. por lo que fue amenazado de muerte,aunque luego no ocurriera nada.


Si es cierto que durante la década de los 2000, la violencia descendió, en parte gracias a la llegada de jugadores extranjeros a ambos equipos, pero el calvario que ha vivido Neil Lennon como entrenador deja entrever que no hay forma posible de reconciliación. El norirlandés, católico y del Celtic, recibió balas en sobres y amenazas de muerte, junto a otros jugadores norirlandeses y católicos del equipo como Paddy McCourt y Nial McGinn.


Pero los hay que nunca cambiarán,y, así sucedió que en abril de 2006, tras una investigación en la conducta de los aficionados del Rangers en la eliminatoria de la UEFA Champions League contra el Villarreal CF, la UEFA impuso una multa de 8.800 libras contra el Rangers por conducta impropia de sus aficionados, especialmente por destrozar una luna del autobús del Villarreal CF en El Madrigal,y luego una multa de 19.500 euros por conducta discriminatoria. En 2006, los Rangers también fueron avisados por la UEFA de que debían prohibir a sus aficionados cantar en sus partidos como local la canción "Billy Boys".



A pesar de las medidas, la UEFA indicó que lanzarían otra investigación después de que aficionados del Rangers se enfrentasen a la policía y fuesen grabados realizando cánticos fascistas durante el partido que enfrentó a los Rangers contra Osasuna ,en Pamplona, durante un partido de Copa de la UEFA.



Por su parte, el presidente del Celtic, Brian Quinn, rechazó en su momento los llamamientos de la UEFA para instaurar un listado de canciones que eran inaceptables en Celtic Park, y el jefe ejecutivo Peter Lawwell defendió que los hinchas cantasen "baladas irlandesas" en los encuentros. En ese año 2006, John O´ Kane, ex líder del movimiento casual del Celtic, publicaba el libro “Celtic Soccer Crew” donde cuenta de que se trata ser de este grupo y sobre alguna de las peleas. Ese mismo año, se formó el Green Brigade, un frente amplio formado por un grupo de hooligans celtas anti-fascistas, anti-racistas y anti-sectaristas a favor de Ejército Republicano Irlandés y normalmente ubicados en la sección 111 del Celtic Park.


El Rangers, logró llegar a la final de la UEFA en 2008, aunque también cayó, 2-0 , ante el Zenit St Petersburgo.Sus aficionados, tras la derrota, protagonizaron incidentes violentos en las calles de Manchester durante toda la noche.


El último suceso con resultado mortal de ésta rivalidad fue el trágico asesinato de un hincha del Celtic en el municipio de Coleraine, Irlanda del Norte, a manos de una turba de protestantes unionistas, al parecer miembros de un grupo paramilitar probritánico, teóricamente desmovilizado. La víctima fue Kevin McDaid, obrero católico, que fue atacado al regreso de un partido del Celtic. Sucedió en el año 2009.



Más recientemente,en noviembre del 2010, en un partido contra el Dundee United, un defensor verdiblanco fue expulsado y esto provocó disturbios con consecuencias, como un guardia de seguridad levemente herido. En ese mismo mes, contra el Aberdeen,los hinchas del Celtic desplegaron dos pancartas que decían: “Your deeds would shame all the devils in hell. Ireland Iraq Afghanistan. No bloodstained poppy on our hopos” (Tus acciones avergonzarían a todos los diablos del infierno. Irlanda, Irak, Afganistan. No hay amapola manchada de sangre en nuestros aros) protestando en contra de la colocación de la amapola del recuerdo en la camiseta del Celtic para el 11 de noviembre 2010, en el partido contra el St. Mirren. Esto hacía mención a las muertes de civiles causadas por las Fuerzas Armadas británicas en las guerras en Irak y Afganistán, así como el Domingo Sangriento (el 30 de enero de 1972, en Irlanda del Norte, hubo por una manifestación a favor de los derechos civiles y en contra del internment -encarcelamiento sin juicio a los sospechosos de pertenecer al IRA- donde murieron 13 personas)


Cinco meses después,ya en el 2011, en las semifinales de la Copa de Escocia y contra el mismo equipo, la policía intentó expulsar de las gradas a uno que había lanzado una bengala al campo de juego, pero los compañeros ultras lo defendieron siendo detenidos varios de ellos. Más de 100 miembros de la Brigada salieron del estadio en protesta por las detenciones.


Precisamente ese 2001 contempló el último Old Firm hasta la fecha.Tras el choque,la policía escocesa pidió poner fin a la "locura" del Old Firm, después de los 34 arrestos efectuados tras los incidentes en Celtic Park, por la quinta ronda de la Copa. El director ejecutivo de la Asociación escocesa de fútbol, Stewart Regan, también condenó "la irresponsabilidad" de jugadores y cuerpo técnico de ambos equipos y anunció que abrirá una investigación. Los nuevos incidentes se produjeron semanas después del clásico que ambos equipos jugaron por la Liga local, que provocó 16 arrestos en el estadio y otros doscientos en los alrededores del estadio.


Fuera de Escocia también se vive…¡¡y de qué manera!!

 

Seguramente el lugar donde más intensamente se vive,aparte de en Escocia, sea en el Ulster (Irlanda del Norte). La provincia en sí es un Old Firm elevado a la máxima potencia. Y cuando Celtic y Rangers se enfrentan, las tensiones suben más de lo habitual, en una zona donde las tensiones están siempre a flor de piel.



Aquí no se andan con tonterías…¡¡es el Ulster!! En 1971 en Belfast, un chico no muy inteligente llamado Pat Rice se paseaba por un barrio radicalmente católico usando una bufanda del Rangers. Le advirtieron varias veces, y al final lo mataron. En Belfast los católicos y protestantes que trabajan juntos prefieren evitar el tema religioso. El lema ahí es: "Si tenes algo que decir mejor no digas nada”.


Estas declaraciones de un hincha irlandés del Celtic nos aclaran mucho lo que se piensa por allí:

“Los hinchas más fanáticos del Celtic y Rangers vienen desde todo el Ulster, de los seis condados. Yo me pongo una bandera tricolor (de Irlanda) sobre mis hombros, una bufanda con la foto del Papa y canto ‘Fuck the Queen’. Y como yo hay miles. ¿Por qué? Soy un nacionalista oprimido, y cuando vas a Parkhead (el estadio del Celtic) y mirás enfrente ves a la gente que nos mantiene abajo”.


Y es que los hinchas cruzan en ferry desde Larne y viajan en ferrys separados. Un viaje de ida y vuelta de 22 horas que les cuesta unas 70 libras






Aún más ,el odio y el enfrentamiento continuo han llegado a trasladarse fuera de Escocia y a implicar a los "aliados" de uno y otro.


El ejemplo mas rotundo sucedió en 1995, por los 1/32 de final de la Copa UEFA; el Celtic jugó contra el Hamburgo SV (perdieron tanto la ida como la vuelta por 2 a 0 cada encuentro). En Escocia, luego de estar todo el día tomando cerveza en la Taberna de Louden, los ultras del Hamburgo,junto a los hooligans fascistas locales del UVF( los mas radicales del Rangers) atacaron indiscriminadamente a aficionados verdiblancos, incluidos niños y ancianos. Luego en el estadio se encargaron de mostrar banderas con símbolos nazis, hacían el típico saludito con brazo en alto, y al finalizar el partido, 40 de ellos atacaron a 20 del Crew (Celtic) con palos y puños americanos. El resultado fue un ultra visitante con una herida a causa de una puñalada en el estomago.


En la vuelta,dos semanas más tarde, alrededor de 4000 hinchas fueron a Alemania y la mayoría se instalaron en la zona de St. Pauli donde se encontraron, en el pub Zum Letzen Pfenig, con sus colegas del equipo de la ciudad (St Pauli). Esa noche, 40 fascistas llegados de Berlín atacaron con botellas y piedras, aunque no hubo heridos. Al día siguiente, los del Hamburgo quemaron, previo al partido, una bandera de los Bhoys al grito de “Rangers” y “UDA” (Asociación en Defensa del Ulster- grupo terrorista en el Reino Unido y en la República de Irlanda de ideología neo nazi).Tras el partido, 60 de ellos volvieron a atacar al bar, pero los del CSC (Celtic) se prepararon y junto a los Piratas del Alba Berlín (antifascistas) les arrojaron vasos y botellas, los persiguieron y golpearon,además de que la mitad de los fascistas fueron detenidos por la policía local.


Si les ha gustado, solo habrá que esperar un par de años a que el Rangers vuelva a la primera división escocesa y se reedite el Old Firm; una nueva pagina de violencia podrá ser escrita entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario