jueves, 15 de mayo de 2014

ODIO EL FUTBOL MODERNO.ESPECIAL FUTBOL GRIEGO III: OLYMPIAKOS



 

OLYMPIAKOS FC


Para hablar con propiedad de los ultras de Olimpiakos hay que retroceder en el tiempo hasta un infame 8 de febrero de 1981 .Los aficionados locales de Olympiakos, después del partido, abandonaron las gradas del Estadio Georgios Karaiskakis en estampida para celebrar el triunfo por 6-0 de su equipo contra el AEK FC. Muchos aficionados fueron aplastados contra las puertas cerradas, con un resultado trágico de 21 personas muertas y al menos 54 personas heridas graves. Ocurriría en los vomitorios de la puerta 7.Por lo tanto, Gate 7 no es solo el nombre de los ultras de Olympiakos, es también un homenaje a los que murieron.



El histórico estadio Karaiskaki es la casa del Olympiakos, ha existido por muchos años y fue totalmente reconstruido en 2004 para albergar partidos de la los Juegos Olímpicos de Atenas, aunque soportaron una existencia nómada durante los años 1980 y 90. Sus dos períodos de cinco años en el estadio olímpico fueron seguidos por dos temporadas pasadas en el estadio de Apollon Smrynis, con solo 15,000 espectadores de aforo. El club finalmente regresó a su hogar espiritual de El Pireo en 2003


GATE 7


Seccion Misfits
Gate 7 es una gran organización,y fue fundada a principios de los 70, contando con más de 150 secciones, no sólo en Grecia, sino en todo el mundo. Tienen secciones en Alemania, Reino Unido,Australia, etc. y por supuesto en Grecia, casi en cada ciudad. Sus principales rivales son los aficionados del Panathinaikos (Puerta 13 es la más odiada) y Paok. Según ellos mismos afirman, se supone que no tienen una ideología uniforme, que dentro de ellos hay desde anarquistas a extrema derecha pasando por apolíticos. Pero realmente, si hay que definirlos por sus actos, sus pancartas, e emblemas o gritos, en mi opinión son más nazis que otra cosa, la verdad, estando hermanados con los nazis del Estrella Roja y también con los aficionados del Spartak de Moscú.


En febrero de 2011, el delantero del Panathinaikos Cissé, que ya había respondido a los ultras del Olympiakos Volos (no confundir, este es otro club) “devolviéndoles” alguna de las botellas que le habían lanzado, dijo que se largaba de Grecia tras un partido contra Olympiakos donde los ultras del Olympiacos llevaron plátanos inflables y los levantaban cada vez que tocaba el balón, haciendo el típico ruido de “mono” y alguno de ellos llegó incluso a golpearle a la salida hacia vestuarios.





Sin embargo, fíjense en la sección que apoya a los del waterpolo...si señor, ¡¡ ultras del waterpolo!!


Seccion you´ll never smoke alone
Seccion Red Mafia




Hazañas

1998
Un poco de vieja escuela...



2006 
 En octubre de 2006 , se enfrentaban la Roma y Olympiakos en Champions League. La tensión entre las hinchadas de ambos equipos se originó en Atenas, donde dos semanas antes la Roma ganó por 1-0 al Olympiakos. Los pocos italianos que fueron a Atenas se quedaron en sus hoteles hasta ser ecoltados al estadio, acosados toda la noche y atacados sus autobuses el dia siguiente por los “locos” de Olympiakos.




Los italianos prepararon su emboscada a la vuelta. En Roma, un griego de 32 años fue atacado por desconocidos en un hotel y fue herido en la pierna de varias cuchilladas e ingresado en un hospital. Otros dos seguidores del Olympiakos fueron atacados y heridos por un grupo de hooligans enmascarados junto al río Tíber.


A lo largo del día se registraron también enfrentamientos en la Piazza Venezia de la capital entre hinchas romanos y policía. Nueve seguidores fueron arrestados. Ya en la noche anterior al encuentro, hubo disturbios y agresiones provocados por supuestos 'tifosi' romanos, con un saldo de tres heridos. Los hooligans intentaron quemar el autobús de un grupo de 150 aficiondos griegos que dormian en un hotel en las afueras de la ciudad. El fuego fue rápidamente apagado, pero varios coches resultaron dañados. En la misma noche del lunes fueron detenidos nueve seguidores de la Roma que llevaban consigo cuchillos y otras armas.


2009 


Corría marzo de 2009 cuando 7 aficionados de Olympiakos fueron detenidos en la norteña ciudad griega de Tesalónica, donde protagonizaron violentos enfrentamientos con la policía antes de un partido de alto riesgo entre el equipo local, PAOK, y el Olympiakos El Pireo. Fueron acusados ni más ni menos que de intento de homicidio….eran tiempos de dura represión en Grecia,desde luego.



Y es que la policía esperaba disturbios con motivo del partido, después de que otro Olympiakos-PAOK, de Copa de Grecia, hubiese resultado bien “calentito” esa misma semana.

Los altercados comenzaron al llegar el equipo visitante al estadio Toumba, cuando un grupo de seguidores del PAOK empezó a lanzar piedras, botellas y cócteles Molotov contra la policía, que respondió cargando con gases lacrimógenos. Hubo 7 agentes de policía y 5 hinchas heridos en los violentos altercados, que retrasaron el comienzo del partido porque los jugadores permanecían encerrados en los vestuarios en espera de que los gases lacrimógenos se disiparan, algo que todo jugador que ha estado en Grecia puede confirmar que ha vivido en múltiples estadios.




2010
 
Estos muchachos de Olympiakos tienen una fijación especial con Italia, una tradición de odio bien larvado durante años. Así de locos se volvieron los griegos, otra vez en Roma (esta vez contra la Lazio), ante las provocaciones italianas sacando banderas pro-macedonias y anti-griegas.

Una vez más no funcionaron las enseñanzas de Sócrates ni de Platón .Vean:








2012 

En diciembre de 2012, en un partido de 16avos de final de la Copa de Grecia entre Panachaiki y Olympiakos, fueron suspendidos los últimos 10 minutos con un dantesco escenario en la grada, donde un centenar de hinchas de Olympiakos quiso entrar al estadio sin pagar su entrada, lo que revolucionó los ánimos (Gate 7).


Lluvia habitual de todo tipo de cosas, intento de reanudación y suspensión definitiva, es una crónica que vale para decenas de partidos en Grecia. Por cierto, el Olympiakos pasó de ronda, así que pueden agradecerles a sus muchachos que no tuvieran que sufrir en los últimos 10 minutos de juego.





2013

La guerra en el basket

Por supuesto, Olympiakos y Gate 7 están también presentes en todos los deportes donde tienen sección; el baloncesto es la otra gran locura en Grecia. Olympiakos y Panathinaikos enfrentados en una cancha, de cualquier deporte, es históricamente sinónimo de disturbios en Grecia. En 2013 se enfrentaron por el título de la Copa griega de baloncesto. Estaba claro que sus dos aficiones iban a montar su propia "final" en las gradas.


Fíjense que los ultras tienen prohibida la entrada a la cancha en lo duelos de Liga entre los dos históricos de Grecia. Sin embargo, ese día era la final de la Copa, esa ley no podía aplicarse y el ambiente venía envenenado desde hacía días.

Ambas hinchadas ingresaron al estadio con bengalas y lanzadores de larga distancia e introdujeron también algunas armas blancas, así que iban bien preparadas para la guerra.

Ya hubo altercados muy graves antes de comenzar el encuentro ante la pasividad de la policia: durante el calentamiento previo se produjo un intercambio de lanzamiento de bengalas entre las dos aficiones. Una de los artefactos se desvió del objetivo e impactó sobre el pívot del Olympiakos Kyle Hines, causando tan sólo unas leves quemaduras.


Corría el minuto 13 de partido cuando una falta técnica provocó el inicio de un duro lanzamiento de objetos por parte de los aficionados del Olympiakos, incluidas piedras. Una de impactó en el base del Panathinaikos Michael Bramos, iniciando la batalla campal. Los hinchas de uno y otro equipo comenzaron a tirarse bengalas de un sector a otro del estadio, arrancaron los asientos e incluso bajaron al campo para comenzar a pegarse unos a otros.


De fondo, el sonido de las granadas de aturdimiento lanzadas por una desbordada policía para dispersar a los exaltados. mientras que un “selecto” grupo de ultras del Panathinaikos intentaba entrar en la zona VIP, lugar de separación entre una y otra afición protegido por los antidisturbios.

De nuevo el enfrentamiento finalizaba en desastre. Pasaron 50 minutos entre los altercados y la reanudación del partido tras la evacuación controlada de todo el estadio olímpico de Ellinikon. El encuentro finalizó en una cancha casi vacía.




Menudos angelitos los de Olympiakos....










No hay comentarios:

Publicar un comentario